Compartir

Cómo controlar los nervios en una entrevista de trabajo

Por Marta Cabello . Actualizado: 16 enero 2017
Cómo controlar los nervios en una entrevista de trabajo

Una entrevista de trabajo puede convertirse en un momento muy estresante para muchas personas. No es raro si pensamos que nos estamos jugando un puesto de trabajo o una mejora en nuestra trayectoria profesional. Y son esos nervios los que precisamente nos juegan malas pasadas causándonos sudor, inseguridad o tartamudeo cuando estamos frente a nuestro entrevistador. Sin embargo, existen algunas técnicas que nos ayudarán mucho a controlar los nervios en una entrevista de trabajo.

Pasos a seguir:
1

El primer paso para afrontar con buena actitud una entrevista de trabajo consiste en ser positivo. Pensar que lo vamos a conseguir e ir con una actitud de seguridad, hará que nuestro cerebro reciba mensajes positivos que reforzarán nuestra seguridad y aplomo a la hora de conversar con nuestro entrevistador.

2

Por supuesto una de las claves para ir más seguro a una entrevista de trabajo es prepararnos las entrevistas. Antes de ir, debemos investigar la empresa para la que estamos aplicando el trabajo, debemos repasar también nuestro CV y ver de qué manera podemos "venderlo" mejor a cada entrevistador. Se trata de adaptar nuestro perfil a la candidatura. Ir preparados a la entrevista nos servirá para controlar mejor los nervios. Olvida la improvisación porque no funciona.

3

Si te notas muy nervioso a la hora de empezar la entrevista, puedes coger algún objeto entre las manos como puede ser un bolígrafo e intentar controlar los nervios manipulándolo, así como un cuaderno. Estos objetos ayudan a canalizar los nervios.

4

Controlar la respiración es fundamental a la hora de controlar los nervios. Existen técnicas de relajación propias de yoga o pilates que las puedes usar perfectamente antes de una entrevista. Trata de respirar profundamente 4 o 5 veces, de forma pausada. Verás como controlar la respiración mejora tu control sobre los nervios.

5

Muchas veces los nervios nos juegan malas pasadas y hay momentos en los que los nervios se convierten en sudor. Si es tu caso, es mejor que elijas prendas transpirables, de algodón y de colores que no calen el sudor. Si estás pendiente del sudor, perderás el hilo de la conversación.

6

Si notas que tartamudeas o que las palabras no te salen, trata de hablar más despacio. Lo importante es que tengas un discurso coherente y calmado. Es normal que estés nervioso durante la entrevista pero piensa en positivo: tú puedes controlar los nervios. Trata de bajar un poco el ritmo y que se te entiendan bien las palabras.

7

Volvemos a decirte que pienses en positivo. Una entrevista de trabajo no es el fin del mundo y si una no te ha salido bien, la siguiente seguro que te saldrá mejor. No tires la toalla, sigue preparándote. Vuelve a enfrentarte a la siguiente entrevista con una actitud positiva. Las entrevistas también requieren entrenamiento y a medida que hagas entrevistas, mejor entrenado irás. Piensa en positivo, ¡no olvides que la actitud positiva se transmite!

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo controlar los nervios en una entrevista de trabajo, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Empleo.

Escribir comentario sobre Cómo controlar los nervios en una entrevista de trabajo

¿Qué te ha parecido el artículo?

Cómo controlar los nervios en una entrevista de trabajo
Cómo controlar los nervios en una entrevista de trabajo

Volver arriba