Compartir

Cómo ser un buen jefe

Cómo ser un buen jefe

Tener personal a nuestro cargo es una gran responsabilidad, no solo porque tenemos más funciones laborales, sino porque de nosotros depende en gran parte que nuestro equipo se sienta motivado con su trabajo y encuentre en nosotros el apoyo necesario para sacar adelante los objetivos de nuestro departamento.

Sin embargo, ser jefe tiene sus ventajas. Es la oportunidad ideal para tratar a nuestros empleados y valorarlos como siempre hemos querido que se nos trate a nosotros. Si te acaban de ascender o eres la cabeza de un equipo, conoce en este artículo de unComo algunos consejos para que sepas cómo ser un buen jefe.

También te puede interesar: Cómo impresionar a mi jefe
Pasos a seguir:
1

Hay muchos aspectos que debemos tomar en cuenta para ser un buen jefe, pero, quizá, uno de los más importantes sea estar siempre disponible. Un buen jefe es aquel que está para sus empleados cuando estos tienen dudas o necesitan asesoramiento en el trabajo. Escuchar a tu equipo, brindarle apoyo, compartir tus conocimientos, resolver sus necesidades y aconsejarlos también es parte de tu trabajo como jefe.

2

Es cierto que eres el jefe y por lo tanto lideras un departamento, sus objetivos y sus logros. Sin embargo, no olvides que el trabajo no se hace solo, se hace en equipo. Para ser un buen jefe debes reconocer los logros de tus empleados, sus metas alcanzadas, su esfuerzo puesto en sacar un proyecto adelante. Los logros del departamento son de todos, no solo del jefe. Comunícales que estás contengo con el trabajo que han realizado, felicítalos, invítalos a festejar, haz que se sientan parte del éxito y que sepan que tienen como jefe a una persona cercana.

3

Un buen jefe es aquel que conversa con sus empleados. Expertos en el área de recursos humanos aseguran que aunque no fumes ni tomes café, es recomendable de vez en cuando acompañar a tus empleados en estos momentos de ocio. Esta te permitirá compartir con ellos más allá de las paredes de la oficina, conocerlos más a fondo, que ellos te sientan más involucrado y cercano al equipo y se sientan así en confianza de manifestarte sus inquietudes laborales.

4

Para ser un buen jefe también debes comprender que aunque eres el líder del equipo no puedes acaparar todas las responsabilidades. Aprende a delegar trabajo a tus empleados para que tú tengas tiempo de coordinar tu grupo de trabajo y otras tareas más importantes y ellos se sientan útiles a tu cargo y con nuevos retos que asumir. Recuerda que todo empleado busca aprender cosas nuevas y superarse, no les cierres esa posibilidad.

5

Muchos jefes creen que siempre hay algún empleado que quiere quitarle su puesto. Si eso sucede será porque no hiciste tu trabajo bien, por más nada. Por lo tanto, para ser un buen jefe no olvides compartir tus conocimientos con tus empleados, en enséñales cómo se gerencia un equipo, una empresa, un mercado, háblales sobre tus experiencias, cuéntales cómo llegaste a donde estás para que así los orientes y los ayudes a que puedan crecer profesionalmente.

6

Un buen jefe mantiene un equilibrio entre lo laboral y lo personal. Comparte con tus empleados, habla con ellos, bromea con ellos, pero esto no significa que no tienes que exigir respeto. Siempre cuida y mantén tu postura de jefe cercano para que ningún empleado se aproveche de tu forma de ser y tu equipo sepa que antes que todo eres el jefe y mereces ser tratado con respeto. Evita ser el confidente de los problemas personales de tus empleados y viceversa.

7

Retar a tu equipo es una buena manera de ser un buen jefe. Ayúdalos a que sepan resolver sin tu opinión o sin tu supervisión, esto permitirá que cuando se presente un problema en tu ausencia tu grupo de trabajo pueda resolverlo sin necesidad de que estés allí. Asignarles toma de decisiones o hacer talleres grupales con supuestos casos hipotéticos a resolver puede ser de gran ayuda para aumentar el liderazgo de tu equipo y saber con qué talento cuentas en tu departamento.

8

Cuando sepas que un empleado ha fallado, conversa con él a solas. Los malos jefes son aquellos que te llaman la atención delante de tus compañeros, que hacen que todo el equipo se entere de tus debilidades y que te alza la voz. Siempre habrá errores y debes saberlos manejar como lo que son: una equivocación. Motiva a tu empleado a hacerlo mejor, a querer seguir en tu equipo y a sentirse orgulloso de ser escuchado y alentado por ti.

9

Ser un buen jefe implica luchar ante tus superiores por el bienestar e intereses de tu equipo. Esto implica desde estar pendiente del aumento de sueldo de tus empleados hasta hacer lo posible por mejorar sus beneficios y condiciones de trabajo. asimismo, nunca olvides que un buen jefe siempre agradece a sus empleados por las tareas realizadas.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo ser un buen jefe, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Empleo.

Escribir comentario sobre Cómo ser un buen jefe

¿Qué te ha parecido el artículo?
1 comentario
Su valoración:
Maximiliano Roenes
Excelente articulo...

Cómo ser un buen jefe
1 de 5
Cómo ser un buen jefe

Volver arriba