Compartir

Cómo saber si estoy listo para vivir solo

Por Pablo García. Actualizado: 16 enero 2017
Cómo saber si estoy listo para vivir solo
Imagen: mrmoving.co.uk

Antes o después es una idea que pasa por la cabeza de cualquier persona. Emanciparse y salir del hogar familiar para irse a vivir solo es una decisión importante que a veces tiende a retrasarse por falta de posibilidades económicas. Muchos no se atreven a dar el paso porque no les llegan los ingresos o porque no confían en su actual situación laboral. Lee a continuación algunos consejos que te damos sobre cómo saber si estás listo para vivir solo.

También te puede interesar: Cómo cambiar dólares a euros

Independencia económica

Lo primero que tendrás que evaluar antes de empaquetar tus cosas e irte de casa de tus padres es saber si podrás afrontar todos los gastos mensuales que conlleva vivir solo. Indudablemente al vivir en tu propia casa ganas ventajas como tener mayor independencia y libertad para organizarte a tu aire, pero al mismo tiempo tienes que afrontar otras responsabilidades y muchos gastos fijos.

Haz una lista de todos los gastos seguros que puedes tener y sé realista en su valoración, no te dejes ninguno y, ante la duda, redondea por lo alto y no por lo bajo. Si tienes dudas, pregunta a tus propios padres o a amigos de confianza que te puedan dar una estimación de sus gastos fijos mensuales: alquiler o hipoteca, luz, agua, comunidad, Internet y teléfono, aseguradoras, teléfono móvil, transporte, etcétera.

A ello tienes que añadir los gastos que, sin ser fijos, también se van acumulando a lo largo del año. Ropa, salidas de fin de semana, ocio, libros y cualquier otra cosa que se te ocurra. Intenta hacer una media mensual de estos gastos y súmalos a los gastos fijos.

Ahora viene la parte complicada: comparar con tus ingresos actuales. ¿Son suficientes para poder tomar la decisión de emanciparte? Ten en cuenta que además lo aconsejable siempre es no llegar demasiado justo a fin de mes y poder ahorrar un poco para tener un pequeño colchón económico ante cualquier imprevisto o emergencia. Si no te llegan y quieres aún así salir del nido familiar, es hora de pasar al plan B: compartir espacio y gastos con más gente.

La unión hace la fuerza

Solo no puedes, con amigos sí. Todos los gastos que en soledad se convierten en un escollo insalvable, si compartes piso se verán reducidos un 50%, un 66%, un 75% y así sucesivamente, dependiendo de con cuánta gente compartas vivienda. Si tienes varios amigos en la misma situación que tú, podéis organizaros y compartir vivienda y responsabilidades económicas. Si quieres irte a vivir con tu pareja y los dos trabajáis, también tendréis muchas más facilidades para hacerlo.

Tareas del hogar

No hacer la cama habitualmente no te va a impedir irte a vivir fuera de casa de tus padres, pero si quieres tener un hogar organizado y limpio, lo ideal es que si no eres una persona ordenada empieces a mentalizarte ya. Irse de casa no significa solo estar haciendo lo que a uno le dé la gana, ya que hay que encargarse de muchas tareas a las que no prestamos atención cuando nos las dan hechas. Lo cierto es que son auténticas devoradoras de tiempo y de energía: cocinar, fregar platos, barrer, hacer la colada, planchar, hacer las camas, hacer la compra, pasar la aspiradora, etcétera, etcétera.

Igual que en el punto anterior, compartir piso también supone compartir tareas, aunque en estos casos hay que tener un poco de suerte. No siempre todo el mundo cumple su cuadrante de tareas a rajatabla, ni limpia en casa con tanta eficacia como sería deseable. Pero eso no se suele saber hasta que se convive bajo el mismo techo, así que casi siempre hay que jugársela.

Motivaciones

Piensa también en cuáles son los motivos reales por los que quieres emanciparte. ¿Quieres huir de las responsabilidades en casa o últimamente no te llevas bien con tu familia? ¿Es una decisión repentina o lo llevas meditando desde hace tiempo? ¿Valoras la libertad en tu vida personal y la independencia económica por encima de todo? En cualquier caso, salir de casa tus padres y vivir solo será una experiencia enriquecedora y que seguramente te ayude a ganar en madurez y autonomía, aunque no tenga por qué salir bien necesariamente.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo saber si estoy listo para vivir solo, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Finanzas Personales.

Escribir comentario sobre Cómo saber si estoy listo para vivir solo

¿Qué te ha parecido el artículo?

Cómo saber si estoy listo para vivir solo
Imagen: mrmoving.co.uk
Cómo saber si estoy listo para vivir solo

Volver arriba