Compartir

Cómo reducir gastos en mi empresa

Por Pablo García. Actualizado: 16 enero 2017
Cómo reducir gastos en mi empresa

Ante las dificultades económicas o la disminución de beneficios, son muchas las empresas que incluyen los despidos de trabajadores como una medida inmediata y efectiva de reducir costes. Sin embargo, hay otras muchas alternativas que se pueden explorar para reducir costes, menos traumáticas para el trabajador y menos problemáticas para la empresa y su imagen externa. Si quieres saber cómo reducir gastos en la empresa, aquí te damos algunos consejos.

También te puede interesar: Cómo gestionar la tesorería de una empresa
Pasos a seguir:
1

Analiza tu factura de teléfono y reduce los móviles de empresa. Utiliza el ordenador todo lo que puedas para tus comunicaciones: correo electrónico, chat, videoconferencia por Skype o Google Plus, etc. Comprueba si te resulta rentable hacer un cambio de compañía telefónica para tu empresa, o si puedes negociar una mejora de tus condiciones actuales. Los gastos en facturas de móviles corporativos suelen ser a veces demasiado elevados, ya que son difíciles de controlar y varían cada mes, valora si realmente son necesarios todos los teléfonos de la empresa.

2

Gastos materiales. Los gastos de papel y, sobre todo, de tinta de impresora suelen ser los más elevados dentro del apartado de material de oficina. La regla de oro que hay que saber transmitir a los empleados es que no hay que imprimir nada que no sea estrictamente necesario, y si hay que hacerlo, mejor en blanco y negro que en color, salvo que sea imprescindible.

3

Comidas de empresa. Hay tratos y acuerdos que a veces solo se pueden conseguir tras una charla distendida a la hora de comer. Sin embargo hay mil opciones en la ciudad antes que elegir un restaurante de alto postín. Escoge si puedes otros establecimientos más económicos en los que puedas estar igualmente cómodo.

4

Sé austero en los desplazamientos. En esencia, es el mismo consejo que el anterior. Busca siempre que puedas una opción que se adapte a tus necesidades por un precio menor y huye de los lujos superfluos. Valora también si una habitación más cara y céntrica te compensa más que una más barata y que te obligue a gastar más en taxi o transporte público.

5

Implanta sistemas de ahorro energético, instala bombillas de bajo consumo y, si es necesario, realiza una auditoría energética para determinar exactamente dónde y cómo puedes ahorrar más en tu factura de la electricidad. Vigila que el aire acondicionado esté a una temperatura moderada tanto en invierno como en verano y que los equipos se queden totalmente apagados por la noche, ni siquiera en modo de stand-by.

6

Reorienta el negocio. A veces por más gastos que recortes, los resultados económicos no mejoran, simplemente porque el negocio está agotado o el mercado no da más de sí. Deberás en ese caso darle un nuevo enfoque, buscar nuevos clientes o introducir nuevas líneas de productos.

7

Vende material tecnológico obsoleto. Puede ser una buena forma de ganar un dinero extra, si tienes equipamiento que ya no utilices y siga en buen estado. También es un modo útil de financiar la compra de nuevos equipos informáticos.

8

Implanta el teletrabajo. Si tu empresa lo permite, introduce medidas de flexibilidad laboral y teletrabajo, aunque sea de forma progresiva. Tus empleados gastarán menos en transporte y comidas, podrán conciliar mejor su vida familiar y producirán un menor gasto energético y de material en la empresa.

9

Analiza las comisiones bancarias que estás pagando actualmente e intenta renegociar las condiciones actuales o incluso cambiar de banco, si lo ves conveniente.

10

Analiza los gastos de marketing actuales. ¿Han conseguido un retorno de inversión (ROI) adecuado? ¿Crees que has estado tirando el dinero últimamente sin obtener resultados? Quizá sea el momento de apostar por otras vías publicitarias. El marketing digital y en redes sociales ha abaratado mucho los costes en ese sentido, y además permite medir todos los resultados.

11

Software libre. Si es posible, sustituye los programas informáticos actuales por los que estés pagando licencia por alternativas gratuitas como las de muchos programas de software libre, siempre y cuando el cambio no vaya a repercutir de forma negativa en tu productividad.

12

Invierte en innovación. A medio y largo plazo es quizá el mejor consejo, aunque suponga un gasto a corto plazo. Mejora de la calidad del producto, conseguir una mayor motivación y productividad de los empleados, reducir los tiempos de producción y los tiempos muertos de máquinas y empleados son solo algunos ejemplos de mejoras que se logran con la innovación.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo reducir gastos en mi empresa, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Economía y negocios.

Escribir comentario sobre Cómo reducir gastos en mi empresa

¿Qué te ha parecido el artículo?

Cómo reducir gastos en mi empresa
Cómo reducir gastos en mi empresa

Volver arriba