Compartir

Cómo proteger la tarjeta de crédito de posibles robos

Por Pablo García. Actualizado: 16 enero 2017
Cómo proteger la tarjeta de crédito de posibles robos

Las tarjetas de crédito nos han facilitado enormemente la vida a la hora de hacer pagos y gestiones de nuestras finanzas, tanto de forma física como online. Sin embargo, llevan aparejadas cuestiones de seguridad que debemos tener en cuenta si no queremos que nuestros ahorros estén a merced de cualquiera que esté dispuesto a dejarnos la cuenta del banco en las telarañas. Si quieres saber cómo proteger tu tarjeta de crédito de posibles robos, continúa leyendo.

También te puede interesar: Cómo cancelar una tarjeta de crédito
Pasos a seguir:
1

Es recomendable cambiar el PIN de la tarjeta una vez que la recibas y también de forma periódica. Puedes hacerlo directamente en el cajero automático, pero evita usar números que se puedan intuir fácilmente, como fechas de aniversarios.

2

Guardar una copia de seguridad en casa con la información sobre la tarjeta que sea necesaria en caso de robo, como el teléfono de emergencia en caso de pérdida o robo, para agilizar el trámite cuando comuniques la incidencia.

3

No responder a ningún correo electrónico que solicite nuestros datos bancarios, el banco nunca pedirá información de ese tipo por este medio. Si recibes un correo de este tipo, seguramente se trate de un intento de fraude mediante phishing, para hacerse con los datos de tu tarjeta, así que márcalo como spam y elimínalo.

4

Compra en internet usando tu tarjeta solo en sitios de máxima seguridad, que utilicen el protocolo https (Hypertext Transfer Protocol Secure). Lo reconocerás por el símbolo del candado que verás junto a la dirección URL de la página. Es el protocolo de transferencia de información que usan las webs como bancos y comercios en Internet, y en general cualquier web que requiera el envío de contraseñas e información de tipo personal. Si ves una tienda online que no ofrezca esta garantía, deberías desconfiar.

5

Rompe en trozos pequeños e ilegibles los recibos con cargos a tu tarjeta de crédito o cualquier carta que tenga información bancaria, antes de tirarla a la basura. Las facturas que contengan también información confidencial deberías guardarlas en un lugar seguro dentro de casa.

6

Si tienes una tarjeta de crédito con tecnología RFID (con radiofrecuencia) probablemente estarás al tanto de los problemas de seguridad que han tenido desde un principio, y que poco a poco se van solventando. Aún así si quieres tener plena seguridad cuando vayas con tu tarjeta por la calle, puedes adquirir una funda especial para tu tarjeta e incluso una cartera entera. Una solución casera que también se puede utilizar es crear una funda artesanal con papel de aluminio, pero ofrece una protección mucho más limitada.

7

Vigila que no tengas a nadie detrás o muy cerca cuando vayas a sacar dinero del cajero. Puede que haya alguien mirando esperando quedarse con el código de tu tarjeta, para quitártela a continuación y sacar el dinero de tu cuenta.

8

Si no es estrictamente necesario, paga siempre con efectivo en aquellos establecimientos que no sean de total confianza, sobre todo si se trata de cantidades que no sean muy grandes. Así reducirás riesgos.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo proteger la tarjeta de crédito de posibles robos, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Finanzas Personales.

Consejos
  • Llama inmediatamente a tu entidad financiera si se produce un robo de la tarjeta.
  • Ten siempre a mano el número de emergencia en caso de pérdida o robo, para llamar cuanto antes.
  • Guarda en casa toda la información relativa a tus tarjetas y cuentas bancarias en lugares poco evidentes para los ladrones.

Escribir comentario sobre Cómo proteger la tarjeta de crédito de posibles robos

¿Qué te ha parecido el artículo?

Cómo proteger la tarjeta de crédito de posibles robos
Cómo proteger la tarjeta de crédito de posibles robos

Volver arriba