Compartir

Cómo decidir entre interés fijo o variable

Por Carles Bonàs. Actualizado: 16 enero 2017
Cómo decidir entre interés fijo o variable

En el momento de pedir un préstamo al banco, es muy importante conocer las ventajas e inconvenientes del interés fijo y del variable para saber que préstamo aceptar. Este artículo te puede ser de mucha ayuda si tienes previsiones de pedir un préstamo al banco o quieres renegociar uno ya existente. Además, ninguno de los dos es perfecto, por lo que su conocimiento puede llegar a ser muy útil para saber cuál escoger. En unComo.com te contamos todo lo relacionado con los dos tipos de interés y cómo decidir entre un interés fijo o uno variable.

También te puede interesar: Qué es y cómo funciona el Euribor

¿Qué es el interés fijo?

Cuando se habla de un tipo de interés fijo, se habla en relación a un tipo de interés que no varía durante toda la vida del préstamo. Por lo tanto, nunca pagarás más intereses de los previstos inicialmente.

¿Cuándo es mejor?

El interés fijo siempre será mejor que el variable en situaciones en las que las expectativas de subida de los tipos de interés son altas. Asimismo, también serán mejores cuando el plazo del préstamo sea más pequeño. Finalmente, otra situación propicia para el interés fijo es cuando el temor al riesgo del contratante sea alta.

¿Qué es el interés variable?

Cuando se habla de interés variable, se hace referencia a un tipo de interés que varia el valor según la valoración de mercado (Euribor) más un diferencial. Por lo tanto, los intereses a pagar por un préstamo pueden variar de los previstos inicialmente. En estos casos, el tipo de interés del préstamo se revisa de forma periódica y su trayectoria es resultado de la evolución del mercado durante el periodo que dure la amortización.

¿Cuándo es mejor?

El interés variable será mejor cuando se den situaciones como aquellas en las que se espera una disminución de los tipos de interés, provocando una bajada en la cuota. Otra situación propicia para los tipos de interés variables sería cuando el préstamo es de larga duración.

¿Qué riesgos tienen?

Es evidente que en el caso del interés fijo el riesgo es prácticamente inexistente. En el caso del interés variable, el riesgo es mucho más elevado, ya que si el tipo de interés de mercado sube, se tendrán que pagar más intereses de los previstos. Por lo tanto, en estos casos, lo recomendable sería comprobar que se puedan pagar las cuotas sin dificultad y que tengamos margen para asumir posibles subidas sin que nos represente excesivos inconvenientes.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo decidir entre interés fijo o variable, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Economía y negocios.

Consejos
  • Para más información, póngase en contacto con su entidad bancaria habitual o de confianza.

Escribir comentario sobre Cómo decidir entre interés fijo o variable

¿Qué te ha parecido el artículo?

Cómo decidir entre interés fijo o variable
Cómo decidir entre interés fijo o variable

Volver arriba