Compartir

Cómo alquilar mi casa con seguridad

Por Alberto Fabra . Actualizado: 16 enero 2017
Cómo alquilar mi casa con seguridad

Tras la gran cantidad de viviendas construidas durante la burbuja inmobiliaria, muchos son los españoles que tienen en posesión dos o más viviendas, por lo que ven una buena oportunidad de negocio en su alquiler, para poder sufragar los gastos que conllevan. Sin embargo, siempre surgen muchas dudas acerca de si los nuevos inquilinos serán los alquilados perfectos que todos soñamos, corrientes al pago y que no den problemas. En este artículo de UnComo.com te daremos algunos trucos para alquilar nuestra casa con seguridad.

Fuente fotografía: comoahorrardinero.com

También te puede interesar: Cómo fijar el precio de mi casa
Pasos a seguir:
1

El primer paso para alquilar una casa con seguridad es examinar detenidamente a los inquilinos, es decir, aquellas personas que comenzarán a vivir en la vivienda y que harán pago del alquiler correspondiente. A todos nos gustaría que nuestros inquilinos fueran gente limpia, que no haga escándalo y que lleven todos los pagos al corriente, pero todo esto a veces no es posible. Algunas de las formas de obtener garantías adicionales son:

  • Demostración de contrato de trabajo, para conocer la solvencia del inquilino.
  • Pedir referencias de anteriores arrendatarios.
2

Además, si queremos estar completamente seguros de la solvencia de nuestro inquilino, podremos acudir a un registro de morosos, para conocer si alguna vez ha pertenecido o se ha encontrado en dicha lista. También podemos pedir la existencia de un aval, ya sea un banco o una persona relacionada con el inquilino, que nos asegure que recibiremos los cobros correspondientes del alquiler.

3

Una medida usada por la mayoría de los arrendatarios, es pedir una fianza en el momento de formalización del contrato. Generalmente la fianza suele ser equivalente a un mes o dos de alquiler. Se utiliza para hacer frente a los desperfectos que pueda haber provocado el inquilino durante su estancia, y en el caso de que la vivienda se encuentre como cuando se entregó, se procede a la devolución íntegra de la fianza al inquilino.

4

Otra manera de alquilar de forma segura y perfectamente regulada, es hacerlo mediante algunos de los organismos que poseen Ayuntamientos y Comunidades Autónomas -tendremos que informarnos en la que nos corresponda-, ya que muchas ofrecen un servicio de gestión entre inquilinos y arrendadores, que regulariza las circunstancias del contrato y del alquiler, lo que proporciona una garantía adicional a ambos.

5

Una posibilidad también es que, tanto el arrendador como el inquilino, negocien puntos claves del contrato, de manera que ambos estén conformes con lo que firman y conozcan perfectamente las consecuencias de sus actos. Algunos puntos importantes son:

  • Tiempo de aviso para dejar la vivienda o para que el propietario decida hacer un uso personal de ella.
  • Condiciones de la vivienda en su entrega y en el momento de dejarla.
  • Evolución del precio del alquiler en los próximos meses/años.
  • Reparto de gastos. El más típico es el pago de la comunidad, que deberán decidir si es pagado por el inquilino o el arrendador.
  • Si existe derecho a compra de la vivienda.
6

También podemos plantearnos contratar un seguro de alquiler, que pueda cubrir la morosidad del inquilino o los daños que este pueda causar en el inmueble. En caso de que eso ocurriera, te sugerimos consultar nuestro artículo Cómo echar a un inquilino que no paga.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo alquilar mi casa con seguridad, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Economía y negocios.

Escribir comentario sobre Cómo alquilar mi casa con seguridad

¿Qué te ha parecido el artículo?

Cómo alquilar mi casa con seguridad
Cómo alquilar mi casa con seguridad

Volver arriba