Compartir

Cómo ahorrar en la reforma de tu vivienda

Por Pablo García. Actualizado: 16 enero 2017
Cómo ahorrar en la reforma de tu vivienda
Fuente: redformas.es

Hacer una reforma del hogar es una inversión que alguna vez tenemos que hacer muchos en nuestras casas para sustituir viejos equipamientos, mejorar la eficiencia energética o simplemente darle un nuevo aire a nuestra vivienda. Sin embargo, aunque pueda salir rentable con el paso del tiempo, al principio supone una inversión importante, por lo que siemrpe es conveniente saber cómo ahorrar en la reforma de tu vivienda. Si quieres conocer todas las claves para conseguir una obra económica, sigue leyendo este artículo de unComo y descúbrelas.

También te puede interesar: Cómo ahorrar para vivir solo
Pasos a seguir:
1

Aunque pueda suponer un desembolso mayor, a la larga lo más probable es que te salga más barato hacer una gran reforma que muchas pequeñas. Por eso, quizá, te salga más rentable esperar, si no tienes nada urgente que sustituir en la casa, y hacerlo todo de una vez.

2

En caso de que vayas a hacer cambios estructurales en tu hogar tendrás que tener obligatoriamente la firma de un arquitecto. Si contratas a un profesional de este tipo o a un interiorista también te podrán asesorar sobre los materiales y la distribución de los mismos para conseguir un mejor resultado con la obra, y además podrán dirigirla, con lo que no tendrás la necesidad de estar en todo momento pendiente de cada elemento.

3

Si en lugar de contratar a un director de obras vas a encargarte por tu cuenta de esa labor, tómate el tiempo que haga falta para encontrar los materiales adecuados. Compara precios entre diferentes proveedores y acude a fábricas o a tiendas de saldos antes que a negocios minoristas tradicionales, donde podrás encontrar el producto más barato.

4

Consigue por lo menos tres presupuestos sin compromiso y escoge el de mayor calidad-precio. Procura que incluya una cláusula en caso de incumplimiento de los plazos, y que el presupuesto sea detallado y cuente con todos los conceptos.

5

No compres la cantidad justa de material, sino un poco más de lo necesario porque es probable que durante la reforma se produzca alguna rotura o se desperdicie algo.

6

Lo que más va a hacer que tu reforma sea rentable en el futuro es la forma en que influirá en el consumo energético de tu hogar. Merece la pena invertir un poco más en conseguir un buen aislamiento térmico si ello va a hacer que gastes menos electricidad en calefacción, por ejemplo. Unos buenos cerramientos en las ventanas y una iluminación eficaz de las habitaciones, por ejemplo, puede hacer que tu inversión extra se amortice en pocos años, y a partir de entonces ahorrarte un buen dinero.

7

Los aislantes térmicos en fachadas y suelos también reducirán la necesidad de encender la calefacción y mejorarán la comodidad de tu hogar. La lana de roca y la espuma de poliuretano suelen ser materiales adecuados para reforzar el interior de los muros de la casa.

8

Sustituye tus bombillas convencionales por LED o bombillas de bajo consumo, con las que podrás ahorrar hasta un 70% en el gasto normal de iluminación. Las calderas de condensación también ayudan a la eficiencia energética de tu hogar en lugar de los radiadores normales.

Los electrodomésticos son otro de los elementos que más consumen dentro del hogar. Si los eliges con el certificado AA+ ayudarás a que tu consumo eléctrico sea también menor.

9

Consulta las ayudas y deducciones aplicables para la reforma de tu hogar, con las que puedes obtener el máximo beneficio a la hora de ahorrar en tu reforma. Consulta tanto las que ofrece el Gobierno, a través del Ministerio de Fomento, como las que proporcionan en su caso las Comunidades Autónomas.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo ahorrar en la reforma de tu vivienda, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Finanzas Personales.

Escribir comentario sobre Cómo ahorrar en la reforma de tu vivienda

¿Qué te ha parecido el artículo?

Cómo ahorrar en la reforma de tu vivienda
Fuente: redformas.es
Cómo ahorrar en la reforma de tu vivienda

Volver arriba