Cómo interpretar la factura de la luz


Cómo interpretar la factura de la luz

Contrato de acceso, CUPS, kW, potencia contratada, ICP… la factura de la luz puede parecer un jeroglífico del antiguo Egipto pero se trata de algo a lo que debe enfrentarse todo hijo de vecino cada mes, con lo cual, ¿Por qué no hacemos las cosas más sencillas? Desde uncomo.com queremos ayudarte a saber cómo interpretar la factura de la luz paso a paso, teniendo en cuenta los datos básicos que debe contener la factura de cualquier comercializadora.

  • Datos personales


    Tu nombre, dirección, cuenta bancaria y DNI siempre deberán figurar, como pasa con cualquiera de tus facturas de otros servicios.

  • Detalles de la instalación


    • CUPS o Código Universal del Punto de Suministro: Se trata de un código único y sirve para identificar un punto de suministro de energía (ya sea gas o luz) en España. Comienza con la secuencia ES, más otros 20 caracteres, cifras o letras. Vendría a ser el “DNI” de tu contador.
    • Potencia (en KW) : es la cantidad de energía que tienes contratada.
    • Contrato de acceso: No es más que el número de contrato que la distribuidora asocia con tu casa o negocio y con tus condiciones contratadas (tus datos, tu tarifa, etc).
  • Información de facturación


    En este apartado se detalla la fecha de emisión de tu factura y el período de facturación. Lo más habitual es hacerlo o bien de forma mensual, es decir, con una factura cada mes o bimestral, en caso de facturas que comprenden períodos de 2 meses.

  • Tarifa contratada


    La más común para clientes domésticos es la 2.0A pero hay varias modalidades. Dependerá de tu potencia contratada o de si has elegido discriminación horaria o no.

    Tengas lo que tengas contratado, en tu factura deberán aparecer cómo mínimo, dos conceptos regulados por la tarifa que hayas elegido y que explicamos a continuación.

  • Coste de Potencia (o Término de potencia)


    Es un importe fijo en tu factura. Esta parte la recauda la comercializadora en nombre la empresa Distribuidora. Esta empresa cobra por utilizar sus redes eléctricas y permitir que la luz llegue a tu hogar. El precio por kW contratado lo define el Gobierno (se revisa cada tres meses). Multiplicándolo por la potencia que tengas contratada te dará el coste de Potencia a pagar (en euros).

  • Coste de energía (o Término de energía)


    Es la parte variable de tu factura. Para calcular este coste no tienes más que multiplicar tu consumo de energía en kWh por el precio de tu tarifa en euros por kWh. Por ejemplo, si el consumo es de 100 kilovatios hora (kWh), considerando que el precio del kWh esté fijado en 0,142349 € , el coste será de 14,23 €.

  • Impuesto eléctrico


    Se trata de un impuesto que se recauda para dar ayudas a la minería del carbón. Se aplica sobre la suma del término de potencia más el término de energía y se suma a la base imponible para el cálculo del IVA.

  • Alquiler de contador


    Habitualmente, el contador es propiedad de la Distribuidora. Así pues pagamos un alquiler por este equipo, cuyo importe viene determinado en el BOE y, generalmente, se actualiza cada año. Actualmente los precios suelen ser de 0,50 € aprox. al mes para los contadores analógicos y 0,80€ para los contadores digitales.

  • I.V.A.


    Y, por último, el Impuesto sobre el Valor Añadido, que en el caso de la electricidad es de un 18%. En la base del IVA aplican TODOS los conceptos anteriores (también el Impuesto eléctrico).

    Estos son los conceptos básicos que encontrarás en tu factura de la luz. Si tienes alguna duda respecto a alguno de ellos no dudes en consultarla en los comentarios de este post.

  • Si deseas leer más artículos parecidos a cómo interpretar la factura de la luz, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Medio ambiente y negocios.

Comenta, opina, pregunta sobre cómo interpretar la factura de la luz:


                
Vídeos destacados
Consejos para la belleza - Herbolariomarga Jugos naturales Análisis de oraciones Fútbol sala: trucos, táctica, movimientos, etc.